Loading...

La ciencia explica cómo hacerse 4 preguntas cada mañana puede cambiar su cerebro.

Loading...

El promedio de atención humana ha caído de 12 segundos en el año 2000, o alrededor del momento en que comenzó la revolución móvil, a ocho segundos – una caída del 33 por ciento. Mientras tanto, se cree que los peces dorados tienen una capacidad de atención de nueve segundos” – The Telegraph (Reino Unido)

Piensa en esta pregunta: ¿Tienes el control de tu cerebro?

Piénsalo de verdad. Por favor, no sigas adelante hasta que lo hayas pensado bien durante un minuto.

Ahora, nuestra inclinación es responder algo así como: “¡Sí! Por supuesto. ¡Es mi cerebro lo que está en mi cuerpo!” o “¡¿De quién es el cerebro si no?!”

Tu cerebro seguramente te pertenece… pero, ¿tienes el control de él? Muchos de los neurocientíficos más brillantes del mundo dicen “No” hasta cierto punto. De hecho, las estadísticas muestran que la mayoría de las veces nuestro cerebro está en “piloto automático”.

Aquí hay un par de ejemplos:

Loading...

1-Estás realizando una rutina de dieta y ejercicio, pero por alguna razón – a pesar de tu mejor criterio y tus mejores intenciones – no puedes dejar de comer esos dulces glaseadas de la tienda de comestibles local.

Te has prometido a ti mismo dejar los pensamientos negativos y autocríticos. Pero por alguna razón, parece que han proliferado aún más.

2-Estos son sólo dos ejemplos con los que usted puede o no estar identificado. La premisa subyacente es la siguiente: todos hemos tenido pensamientos que desearíamos no tener. A veces, incluso hemos actuado sobre estos pensamientos a pesar de nuestro mejor juicio o conocimiento.

La respuesta simple a la pregunta “¿Tenemos control del cerebro?” es “Sí y no”. Sería una tontería pensar que no tenemos control, después de todo, hacemos algunas de las cosas que pretendemos hacer. Pero estamos en piloto automático la mayor parte del tiempo. Tal vez comer en piloto automático, conducir en piloto automático, pensar sin pensar en el piloto automático, escuchar en piloto automático, hablar en piloto automático, etcétera.

¿Por qué sucede esto?

En pocas palabras, es porque el cerebro es “perezoso” por defecto. El cerebro es increíblemente complejo y ha evolucionado para encontrar formas de operar más eficientemente. El cerebro es también una máquina de reconocimiento de patrones – está diseñado para unir cosas abstractas con el fin de dar sentido al entorno. Por eso es difícil romper con los hábitos una vez que se han establecido.

Sin un “entrenamiento” adecuado, el cerebro permanece en modo de piloto automático una cantidad desproporcionadamente grande de tiempo. Aquí es donde entra en juego nuestra mente consciente.

Reentrenar” la mente no tiene por qué ser un proceso muy complejo. De hecho, resolver la memorización de cuatro preguntas básicas puede simplificar cualquier desafío, problema o decisión que enfrentemos, ya sea grande o pequeña.

HACERSE ESTAS PREGUNTAS TODAS LAS MAÑANAS PUEDE CAMBIAR SU CEREBRO

Cada mañana, comprométete a hacer estas cuatro preguntas cuando te enfrentes a un desafío/problema/decisión.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BIENVENIDO A MUNDO SALUD

Loading…