Loading...

La Enfermedad De Alzheimer Se Puede Prevenir; Sólo Un Ejercicio Por Día, Y Tu Memoria Estará Nueva

Loading...
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa que causa un deterioro progresivo de la función cognitiva y la memoria. Poco a poco, la destrucción de las células nerviosas se produce en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria y el lenguaje. Con el tiempo, es cada vez más difícil para la persona recordar eventos, reconocer objetos y caras, recordar el significado de las palabras y ejercitar el juicio.
En general, los síntomas aparecen después de los 65 años y la prevalencia de la enfermedad aumenta bruscamente con la edad. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, la enfermedad de Alzheimer no es una consecuencia normal del envejecimiento. La enfermedad de Alzheimer es la forma de demencia más común en los ancianos; representa alrededor del 65% de los casos de demencia.
El término demencia incluye, de manera muy general, problemas de salud marcados por una disminución irreversible de las facultades mentales. La enfermedad de Alzheimer se diferencia de otras demencias en que evoluciona de forma gradual y afecta principalmente a la memoria a corto plazo en sus etapas iniciales.
Sin embargo, el diagnóstico no siempre es claro y puede ser difícil para los médicos diferenciar la enfermedad de Alzheimer de la demencia. Pero no todo es malo, y es por eso que hoy hablaremos de cómo prevenir esta enfermedad degenerativa de la memoria. Te hablaré del estilo de vida, la dieta, la actividad física, y algo muy importante, el entrenamiento mental.

Consejos para prevenir la enfermedad del Alzheimer.

Actualmente, no existe una manera claramente efectiva de prevenir la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, algunas medidas parecen ayudar a preservar las capacidades cognitivas y reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad. Aquí están los más estudiados.

Estilo de vida.

Es posible reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer antes de intervenir médicamente, prestando atención a los hábitos de estilo de vida como alimentación saludable, ejercicio, etc., y evitando ciertos factores de riesgo, como la presión arterial alta, diabetes, hipercolesterolemia y tabaquismo.
Se han llevado a cabo varios estudios para determinar si una dieta en particular podría prevenir el Alzheimer al retrasar el envejecimiento. Aquí hay 3 actualmente exploradas:

1. La dieta mediterránea.

Este tipo de dieta típica de los países ribereños del Mediterráneo, protege contra las enfermedades cardiovasculares y mejora la esperanza de vida. Se distingue, en particular, por un gran consumo de aceite de oliva, frutas, verduras y pescado y por una ingesta moderada de vino tinto.
Esta dieta podría ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Un estudio prospectivo realizado en 2006 entre 2.258 estadounidenses, de hecho indica que las personas cuya dieta es más cercano a la dieta mediterránea son menos propensos a sufrir de la enfermedad de Alzheimer.

2. Restricción calórica.

Una dieta baja en calorías retrasa el envejecimiento y aumenta la esperanza de vida. Los científicos querían saber si la cantidad de calorías ingeridas diariamente influía en el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.
Los estudios en animales sugieren que la restricción calórica aumenta la resistencia neuronal cerebral a la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y el accidente cerebrovascular. También limita la pérdida neuronal normal asociada con la edad.

3. Una dieta rica en antioxidantes.

Muchos estudios confirman que los antioxidantes reducen los efectos nocivos de los radicales libres en las neuronas. Según los autores de una revisión de la literatura científica, deberíamos consumir algunos alimentos ricos en antioxidantes. Los autores se enfocan en alimentos ricos en ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12.

Actividad física

El beneficio de la actividad física regular para la prevención de la demencia y el deterioro cognitivo ha sido demostrado por varios estudios epidemiológicos y ensayos clínicos recientes. Uno de ellos mostró que un programa de ejercicio moderado en casa (3 sesiones de 50 minutos a la semana, o 20 minutos de caminata al día, durante 24 semanas), permitió mejorar el rendimiento cognitivo de personas con problemas de memoria.
Así que comienza con pequeñas actividades físicas diarias, pero no te desanimes, los beneficios serán lo mejor para tu salud física y mental.

Entrenamiento mental

Varios estudios prospectivos recientes han demostrado que las personas que participan regularmente en la estimulación de las actividades mentales (lectura, aprendizaje, juegos de memoria, etc.), cualquiera que sea su edad, son menos propensos a sufrir de demencia. Por ejemplo, el caso del famoso estudio Nun, un estudio epidemiológico sobre el envejecimiento y la enfermedad de Alzheimer.
Este estudio se realizó desde 1986 entre 678 monjas de las Hermanas de la escuela de Notre Dame, una comunidad donde la edad promedio es de 85 años y muchas hermanas tienen más de 90 años. En estas monjas, que llevan una vida sana, tienen una buena dieta y poco estrés, la tasa de la enfermedad de Alzheimer es significativamente menor que la de la población general. Significativamente, muchos de ellos son altamente educados y llevan a cabo actividades intelectuales que son muy exigentes para su edad.
Por lo tanto, mantener una mente activa durante toda la vida promueve el mantenimiento y el crecimiento de las conexiones entre las neuronas, lo que retrasaría la demencia. Además, algunos creen que un alto nivel de educación ayuda a que sea más fácil pasar las pruebas cognitivas utilizadas para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer.
Así que elige leer un libro, hacer crucigramas, rompecabezas, etc., en vez de ver televisión o estar sumergido en las redes sociales.

Ejercicio sencillo para entrenar la memoria todos los días

Fuera de la lectura y lo demás mencionado, vas a realizar este ejercicio mental todas las noches antes de dormir, comencemos con el paso a paso:
  • Antes de dormir, siéntate en la cama y ponte cómodo
  • Pon las manos sobre tus piernas, respira tranquilo y cierra los ojos, pero no te duermas aún
  • Comienza a recordar lo que hiciste desde que despertaste en la mañana
  • Ahora, en voz alta, comienza a decir todo lo que hiciste hasta este momento
  • Recuerda detalles, como comer un dulce, un bostezo, cosas pequeñas y grandes que hiciste
  • Agradece por recordar todo, y descansa.
Realiza esto todas las noches, aunque parezca monótono, no lo es, sobretodo si en tu familia hay algún antecedente de pérdida de memoria en la edad adulta.
Si te gustó, no olvides compartirlo con tus amigos, para que cuides tu salud y la de tu familia, y te mantengas sano y saludable con nuestros consejos.
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BIENVENIDO A MUNDO SALUD

Loading…